6 sept. 2013

Los fabricantes de nubes



Para poder captar estos “fabricantes de nubes” se tenía que dar la combinación de pleamar con una buena marejada y un cielo medianamente despejado para ver los bufones en todo su esplendor y a ser posible, que todo ello coincidiera durante el amanecer o atardecer (hay cócteles muy complicados de realizar).

Por fortuna, el fin de semana de mediados de diciembre del año pasado se produjo (en cierta medida) dicha combinación, como por arte de magia.

Aunque el día anterior creí que había realizado un viaje nada provechoso, ya que cuando llegue a Asturias, me encontré la mar más lisa que una tabla de planchar, como podéis ver aquí. Al día siguiente todo cambió radicalmente.

Al regreso del viaje, me entro curiosidad por saber cual era la ola más alta registrada hasta la fecha.

Según los registros la ola más alta de la historia (en el estado), es de una altura récord de 26 metros y 13 centímetros. Se produjo en un temporal que azotó la costa Cántabra, en la madrugada del viernes 23 al sábado 24 de enero de 2009. La boya Augusto González de Linares (fondeada 22 millas al norte de Santantder) fue la encargada de registrar esta “olita”, equivalente a un edifico de siete u ocho plantas.

Os dejo uno de los vídeos que realicé durante ese fin de semana; y aunque el oleaje no llegó a los 26 metros de altura, sigue intimidando igualmente.